HISTORIA

Queremos invocar la palabra recuerdo  como una forma de mirar al pasado; de traer a la memoria, evocar acontecimientos de nuestra fundación, de nuestra comunidad, así como de nuestro acontecer nacional e internacional y, en especial, de aquellos primeros rotarios que hoy pertenecen a la galería del ayer, y que nos parece justo recordar,  porque ellos dieron vida a este club. 
La vida de una institución está y estará siempre marcada por lo que son los individuos que la componen.  Los rotarios que pertenecemos a una organización dedicada al Servicio Humanitario, a alentar elevadas normas de ética en los negocios y  profesiones y buscar la paz y la comprensión mundial, debemos multiplicar nuestros esfuerzos por mantener los principios y objetivos que nos señalan  la  institución. 
Nos referiremos también a un puñado de ellos que con singular empeño dieron nacimiento a nuestro club y que con su conducta apegada a nuestros principios, fueron forjando el carácter, marcando el estilo y señalando el camino. 
Por ello, usted que dará lectura a este recuerdo, lo invitamos a que pongamos nuestra ilusión para volver al pasado, y así poder ubicarnos en esa época, e imaginemos en nuestras mentes como fue el entorno de  nuestra fundación.

ESTACIÓN DE TRENES

COMERCIO QUILPUE

Tomemos el tren del recuerdo en nuestra antigua estación, hoy moderna y renovada con el Metro tren,   para volver al pasado. Corría el año 1937 y nuestra ciudad, llamada con tanto acierto, la ciudad del sol y de los molinos de viento, situada a veinte kilómetros de Valparaíso y a ciento tres metros sobre el nivel del mar, y que se extiende a ambas riberas del Estero de Quilpue. Los habitantes de esta tranquila ciudad, trabajaban en su mayoría en Valparaíso y para ello se movilizaban en tren. 

Otra parte importante de la ciudad trabajaba  en el comercio y en la industria Carozzi que en la época generaba cientos de empleos y era el polo económico principal de la ciudad. Antes hagamos un recorrido por la ciudad después de bajarnos de nuestro tren del recuerdo. Nos espera frente a la plaza la Góndola que nos llevará en este recorrido.

INDUSTRIAS CAROZZI

MUNICIPALIDAD DE QUILPUE

Nos encontramos con la I. Municipalidad de Quilpué, y el Teatro Velarde, seguimos por la calle Andrés Bello  y nos encontramos antes de topar con Claudio Vicuña, con la Caja Nacional de Ahorros.

Retornando el regreso, tomamos Vicuña Mackenna y podemos observar una tradicional casa quinta quilpueina. Luego seguimos por los Carreras y Portales y en esa calle nos encontramos con la Parroquia Nuestra Señora del Rosario, y Hotel Colón

CASA QUINTA EN VICUÑA MACKENNA

HOTEL COLON

ALTAR MAYOR PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO

Continuamos por la calle Blanco y en la esquina de Zenteno que aún se encuentra la misma edificación.

BLANCO Y ZENTENO

En el intertanto Valparaíso vibra con emoción y entusiasmo al recibir a Anita Lizana, cuyo recorrido por las céntricas calles de la ciudad, termina con un marco impresionante de gente en el Estadio de Valparaíso. En lo económico, al leer la prensa de la época, se observaba un aviso de un cuarto de página de El Mercurio donde invita a los porteños a invertir bien su dinero por la quiebra de la Fábrica Sajaim y Cía.Mientras, el Teatro Municipal anuncia el estreno de Mercedes Simone “Amor de un extraño”. En lo deportivo con gran fanatismo local, se anuncia que la selección Porteña de Fútbol vence nada más y nada menos que por 5 a 2 al cuadro de Colo Colo. También se prepara la llegada de los nuevos Chevrolet modelo 38 en sus versiones lujo y deportivo y Don Domingo Cruciani, el Concesionario Ford mas antiguo de Chile, hace lo mismo invitando a conocer y probar la nueva camioneta Ford V8 año 1938.  

En el plano internacional profunda preocupación existe, porque China podría desatar otra guerra mundial. Se acuerda pacto antisoviético entre Alemania, Italia y Japón, mientras que 60 mil chinos huyen de Shangai y se refugian en concesiones francesas. Japón invade 5 provincias China. Bolivia por su parte informa al mundo a través del ministro de Minas y Petróleos, coronel Don Felipe Rivera, que debido a posibles negocios internacionales, este departamento de estado es el más importante del país. En lo político, Carlos Ibáñez fue proclamado por el Partido Radical Socialista como candidato a la presidencia de la república. En nuestra ciudad,  se recibe con especial alegría la comunicación sobre la autonomía económica de la comuna debido a un proyecto de ley que entrega más recursos. La fábrica Carozzi anuncia para el próximo año 1938 nuevos productos lo que aumentará las fuentes de empleo en la comuna. El Teatro Quilpué anuncia la película “Trece horas de vuelo” por Fred Mc. Murray y Joan Bennet con doble equipo sonoro RCA Víctor. Trece horas de vuelo que, según la crítica del cine moderno, fue la que dió paso a una serie de películas tituladas Aeropuerto.

Subimos por Blanco hasta el Fundo Los Perales, y nos recibe un grupo de seminaristas.

En este marco de noticias locales, nacionales e internacionales que se vivía, llega a Quilpué el Dr. Alfredo Blaya, cuñado de Don  Germán Vogel, quien trae desde San Bernardo la semilla rotaria para formar un club rotario en esta ciudad. Don Germán Vogel, invita a Don Elías y Benjamín Barros y luego don Benjamín siendo Juez de Policía Local, invita al Alcalde de la Comuna don Carlos Subercaseaux  y de esta forma   integran a  vecinos hasta juntar un grupo de 18 personas. Ese grupo en quienes hoy hacemos este recuerdo, tuvieron varias reuniones en las que se incorporaron otros nombres.  En el mundo era una organización con apenas 32 años y en Chile tan sólo 14, ya que el R.C. Valparaíso el primero organizado en Chile,  se fundó un 13 de Abril de 1923. 
Así se gestan los comienzos de nuestro club. En  el año 1938, año de nuestra fundación, se inicia con noticias  no tan gratas en el plano internacional. Dos terribles bombardeos aéreos  sufre Barcelona. Por sus estragos son considerados los mas sangrientos que haya soportado ciudad alguna durante la Guerra. Por otro lado  Franco asumió la presidencia y organizó su gobierno, mientras continúan los enfrentamientos entre hermanos y varias bajas de los nacionalistas. En Europa los cambios se acentúan y Hitler asume personalmente el mando de las Fuerzas Armadas del Reich, noticias que preocupa especialmente en Londres y Churchill analiza las negociaciones anglo alemanas.
En lo nacional y político hay un acuerdo de los partidos en la convención de izquierda, para apoyar a Aguirre Cerda. En Ginebra se destaca la acción de nuestro país por el programa pro habitación popular. El alza en la bolsa de Nueva York mejora la economía chilena junto con el tratado comercial entre Chile y EE. UU. Se estudian las bases de este nuevo tratado bilateral con un “modus operandis” de mayor reciprocidad.
En ese mismo fin de semana se anuncia en el Diario El Mercurio de Valparaíso la Conferencia Rotaria que se llevará a efecto los días 4, 5 y 6 de Marzo en Santiago, donde actuarán los 3 distritos chilenos. En el plano local, los quilpueinos se mostraban muy contentos porque por escaso margen nuestra comuna vence en la Competencia Bomberil desarrollada a nivel provincial. 

Cuenta pública del Sr. Alcalde Don Carlos Subercaseaux

El Alcalde de Quilpué  Don  Carlos Subercaseaux, presenta su cuenta del año 1937 y fue muy positiva en lo económico para la ciudad, y se consideran  varios nuevos proyectos para el desarrollo comunal para este año 38 que se inicia.
Para ese fin de semana el Teatro Quilpué anuncia una espectacular serie de Tarzán el Indómito.
 
En este ambiente noticioso,  aquel veraniego  Sábado 26 de Febrero de 1938 en el famoso Hotel Da Osvaldo, se funda nuestro club con aquellos 18 hombres que hoy nos parece justo recordar: Jorge Aguirre, José Alarma,   Benjamín Barros,  Armando Cortinez, Eduardo Calderón, Domingo Composto,  Alejandro García,  Alejandro Lubet,  Eugenio Murasso,  Alejandro Prenafreta,  Heriberto Rothkegel, Herman Riengeling De Rurange, Alonso Reveco,  Galvarino Riveros,  Jorge Rock,  Carlos Subercaseaux del Rio, Recadero Toro y Germán Vogel. 
Otra situación especial de pasado y presente, es que justo en este período podemos decir que nuestro Rotary Club de Quilpué ha tenido dos Gobernadores. Herman Riengeling de Rurange 1941/1942  y Julio Lasagna Ruz 2003/2004. Hoy contamos además con dos Ex Gobernadores de Distrito que ayudan en el desarrollo del rotarismo chileno y que fueron electos Gobernadores siendo socios de otros clubes rotarios. Nos referimos a nuestros EGD Gonzalo García Valenzuela (1964/1965) y Mario Ramírez Cortés (1997/1998)
Muchas obras se han realizado en estos 75 años de vida al servicio de la comunidad que están en artículo aparte de esta memoria,
(Rotary en Acción)  pero por nuestra parte pensamos que no podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué paso o se hizo o no tal o cual cosa. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltar, hay que desprenderse, porque siempre se hizo todo con las mejores voluntades.